miércoles, 15 de septiembre de 2010

DESCUBRIR LA NATURALEZA DESDE UN KAYAK. INTRODUCCIÓN. CAPITULO I.

En muchas ocasiones, cuando navegamos entre las cristalinas aguas de algún río y nos mezclamos entre sus luces , sus colores, sus formas, sus olores, sus sabores, sin ningún interés en explotarlo, dañarlo o someterlo, tan solo descubrirlo, admirarlo y aprender de él, entonces pienso en lo privilegiados que somos.

Fluir junto con uno de los elementos naturales más vitales de La Tierra: el agua, y hacerlo silenciosamente, sin ningún motor que nos impulse ni distorsione su equilibrio, únicamente con una embarcación de mas de 3000 años de antigüedad, el Kayak y utilizando la energía de la máquina mas perfecta, la energía humana.

En él me encuentro en total comunión con la naturaleza, con la esencia de nosotros mismos, con nuestros miedos, con nuestras virtudes y defectos, ... y la esencia de nuestro medio ambiente; los ríos. Vivir esto y sentirlo es un LUJO. Pero ¿Qué conocemos de ellos?, ¿Qué sabemos de sus auténticos moradores, de su fauna, de su flora, del suelo por el que discurre,...?, ¿Qué sabemos de sus valores naturales, paisajísticos y sociales?.

Considero que siempre estaré en deuda con estos lugares que tanto dan sin pedir nada a cambio. Conocerlos un poco más es un aliciente que me puede ayudar a saldar una mínima parte de esa deuda.

CAPITULO I. EL MIRLO ACUÁTICO.

Uno de mis anfitriones favoritos es el Mirlo Acuático (Cinclus cinclus). Un barrigón de cola corta, negro hollín y color café y "babero" de un blanco deslumbrante.

AUTOR: Fernando Tomás.

Tiene una particularidad que le hace especial, y es que se alimenta de invertebrados acuáticos , y los busca y caza debajo del agua, e incluso andando por el fondo. Para ello, el ave anda a contracorriente con la cabeza baja buscando alimento, la fuerza de la corriente sobre el dorso le mantiene en el fondo, donde escarba y voltea piedrecillas en busca de su alimento, moviéndose con total indiferencia en contra de la corriente.

Nidifica en una gran bola de musgo, escondida en un hueco entre rocas o metida en el agujero de un puente, muchas veces detrás de una cascada que los pájaros atraviesan volando. La mayor parte de las parejas han construido su nido en la última decena de marzo, aunque desde febrero se pueden encontrar nidos completos y aun puestas de huevos. En zonas de montaña los primeros nidos están terminados en la última quincena de abril. Su puesta es de 5 ó 6 huevos. La incubación dura entre 14 y 18 días; los polluelos permanecen en el nido unos 19 a 25 días. Tiene dos puestas anuales.

Tiene una alimentación muy completa y variada, pues lo mismo captura las larvas acuáticas de libélulas, renacuajos o cangrejos, que pesca pequeños peces bajo el agua. En la superficie busca caracoles y limacos, o en un vuelo rápido sobre el agua atrapa mariposas y otros insectos.

En el siguiente vídeo que gravé en el río Ariège en el 2004, se puede observar sus características y nos puede ayudar a identificarlo cuando nos lo encontremos.



Sus principales amenazas son la contaminación de los ríos (a la que es muy sensible), la perturbación humana directa, la construcción de embalses y canales, y el aislamiento geográfico de sus poblaciones, especialmente en el sur peninsular.
Recogido en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como de Interés Especial.


4 comentarios:

Carlos dijo...

Interesate entrada, ... a mi siempre me ha llamado la atención ... aun recuerdo la primera vez que lo observé de forma fugaz en el río Cares.
Siempre me alegro cuando lo veo ...

javitroncha dijo...

El río es el medio donde realizar ese deporte que tanto nos atrae,pero no es solo agua, también es parte del río su entorno, la flora, la fáuna, su historia, las gentes que pasan por él.
Me ha gustado esta entrada en la que se invita a disfrutar más de todo lo que es un río.
Espero ansioso el capitulo 2

Javier 16 dijo...

Bueno, has hecho una redacción de lo más completa de este singular pájaro acuático, incluido el fantástico vídeo. De hecho, siempre lo busco por las cabeceras de los ríos cuando me voy por otras poblaciones. En Molló (Gerona) por el río Ritort, saqué cinco parejas de mirlo acuático, aunque al ser zonas escasamente transitadas las aves eran muy huidizas. Sin embargo en Camprodon, entre grandes rocas redondeadas, lo pude ver a placer gracias a su mansedumbre, acostumbrado al tránsito de personas por el parque próximo. Me gusta verles capturar larvas de tricópteros (larvas que vienen protegidas en vainas recubiertas de granos de arena), y desde una piedra que sobresale escasamente del agua las golpea hasta deshacer su fortín, y antes de ingerirlas, la remojan en el agua a su alcance para limpiarlas de arenilla.
Me pego todo el tiempo que el mirlo me permite observarlo y siempre me sabe a poco. Ya ves, que comprendo perfectamente tu atracción por tan emblemático pájaro de los rápidos todavía limpios. Espero que los disfrutes por muchísimo tiempo.

Saludos.

bikayak dijo...

-Gracias Carlos, yo también me alegro de verlo. Su gusto por las aguas no contaminadas lo convierte en un perfecto bioindicador de la pureza del río, si el río tiene contaminación en sus aguas, el Mirlo huye del lugar.
Un saludo.

-Javitroncha, estoy totalmente de acuerdo contigo. Contra mas conozcamos sobre los ríos mejor podremos defenderlos y podremos disfrutar del kayak durante mas tiempo.
Un saludo. Yo también espero tus artículos con ganas.

Javier 16, muchas gracias por pasarte y por enriquecernos con tu experiencia.

Es un lujo tener lectores como vosotros, vuestras palabras son un estimulante para seguir,... pasando sueño. ;-)
Un abrazo a todos y gracias por participar.