lunes, 27 de septiembre de 2010

DESCUBRIR LA NATURALEZA DESDE UN KAYAK. Las Lavanderas

Lavanderas y secadero en la zona del Puente del Rey, Madrid.

Hoy, con esta introducción, me gustaría tener un pequeño recuerdo a las Lavanderas. Uno de tantos oficios guardados en lo mas profundo de las aguas de nuestros ríos y relegado a la intrahistoria.
Las Lavanderas eran mujeres humildes, viudas o madres de familias numerosas, ancianas e incluso niñas


Niñas lavando ropa, que al fondo aparece tendida (Foto Eulalia Abaitua). Museo Vasco de Bilbao. Finales del S.XIX.

que desempeñaron una penosa labor a la orilla de muchos de los ríos de nuestra geografía, mujeres que por unos pocos reales lavaban la ropa durante todo el día, hiciera frío o calor, cargando con repletos cestos de ropa y un buen trozo de jabón que ellas mismas confeccionaban. El trabajo era interminable, mal pagado e insano. Pasaban muchas horas a la intemperie arrodilladas y sufriendo las inclemencias de las humedades y el frío... a fuerza de piedra, jabón y puños.

Goya fué el primero que reflejó en su pintura el recuerdo de estas mujeres.
También Pio Baroja y otros escritores se hicieron eco de este oficio, e incluso se convirtieron en personajes de la mitología de diferentes regiones, surgieron entonces las xanas, anjanas, lamiñak y otras variantes regionales y comarcales. Según cuenta la leyenda, las lavanderas altoaragonesas sólo pueden ser vistas por personas de corazón limpio, y parece ser que su presencia es gratificante. Si se tiene la fortuna de apoderarse de una de sus prendas, la vida deparará dicha y riqueza. También se dice que con una prenda robada a las encantarias, los debinadores pueden deshacer los hechizos de las brujas.Esta leyenda está extraída del libro "Breve Inventario de Seres Mitológicos, Fantásticos y Misteriosos de Aragón", de Chema Gutiérrez Lera.

En una expedición que organizamos a las Fuentes de Oum er Rbia (en árabe: la madre de las fuentes) del Atlas Medio marroquí, en el año 2006, nos encontramos a lavanderas realizando su trabajo en los margenes del río. Unas gentes que recordaré siempre por la hospitalidad y cariño con el que nos trataron a todo el equipo. Vaya también a ellas nuestro recuerdo y respeto con este vídeo.





Otro misterioso reconocimiento a este oficio viene del mundo de la ornitología, culpable de que descubriera esta actividad como oficio. Una pequeña especie de ave del orden Passeriformes de la familia Motacillidae, llevan el nombre de este oficio; Lavandera blanca (Motacilla alba), Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea) y Lavandera boyera (Motacilla flava). Estas aves viven en los margenes de los ríos y por su belleza son unas extraordinarias representantes del recuerdo de todas aquellas mujeres que con su trabajo contribuyeron a la higiene y limpieza de las ropas de nuestros antepasados.



CAPITULO II. A) LAVANDERA BLANCA (Motacilla alba).

Otra anfitriona de excepción de los cursos fluviales es la pequeña pero elegante Lavandera blanca (Motacilla alba), pertenece a la familia Motacillidae y al orden de las Paseriformes, de la que es sin duda la especie más abundante y que nos podemos encontrar con más facilidad desde el kayak.

Mide entre 16 y 18 cm de longitud, incluyendo su característica cola que maneja como si de una batuta se tratara, siempre en movimiento.
Es básicamente grisácea arriba y blancuzca debajo, cara blanca, copete y cogote negros.


Existe la subespecie Motacilla alba yarrellii, originaria de las islas de Gran Bretaña e Irlanda, que será posible observar de forma esporádica en distintos puntos de la península.
En el siguiente dibujo se distinguen las diferentes subespecies y su distribución.

Se alimenta básicamente de invertebrados que consigue en los bordes de los ríos. Suelen hacer sus nidos en puentes, caseríos, ... .

Construyen un nido a nivel del suelo con material vegetal. Pueden realizar hasta 2 polladas el año, y cada una consta de entre 2 y 6 huevos que serán incubados por la hembra.


Los ejemplares de esta especie andan con un balanceo de cola y cabeza constantes, y al volar lo hacen de forma ondulatoria, con fases de rápidos batidos de alas y fases en que cierran las alas.





Aunque es una especie muy abundante, tiene dos grandes amenazas provenientes del hombre: el uso de insecticidas y el abandono de actividades agrícolas.


Según el Libro rojo de las aves de España esta especie no se encuentra amenazada.

4 comentarios:

Javier 16 dijo...

Para estas fechas se congregan en dormideros comunales para pasar la noche agrupadas, para ello utilizan todo tipo de arbolado incluido el de las rotondas en las ciudades.
Recuerdo hace muchos años cuando trabajé en una fábrica papelera de Zaragoza, me sorprendió, a pesar del ruido infernal provocado por la maquinaria industrial, ver a un centenar de estas aves posadas en cañas y árboles bajo la luz de una farola, todas agrupadas y recogidas para pasar la noche. No cabe duda de que era un lugar seguro, aunque bastante ruidoso.

Una entrada muy trabajada, completa e interesante.

Saludos.

bikayak dijo...

Muchas gracias Javier 16, es un lujo que un experto como tú nos enriquezca con tus experiencias. No sabia que estas aves tenían esta costumbre de congregarse en dormideros en estas fechas. Muy interesante.
Me has recordado una de las imágenes mas espectaculares que guardo en mi memoria. Ver el atardecer en zonas donde hay agua es un espectaculo, pero hacerlo en la Marjal de Almenara, observando a miles de Garcillas Bueyeras (Bubulcus ibis)reuniendose e unos arboles que hacian de predormideros, es una estampa dificil de olvidar.
Saludos.

Javier 16 dijo...

Nada, de experto nada. Créeme que, exactamente como tú, alucino en colores cuando veo y siento todo el palpitar de la vida en libertad. Ya verás como siguiendo por el mismo cauce que tu kayak y a medida que descubras mayor diversidad de especies, te irás enganchando mas y mas, para finalmente, acabar reconociendo que en este mundo cambiante nunca se sabe lo suficiente.

Las garcillas, las gaviotas, las grullas…, si es que todo, absolutamente todo es suficiente para respirar a fondo y rumiar la inexplicable sensación que dentro nos deja.

Saludos

Nautica dijo...

Muy buenooo!!!!!!